11/8/11

Desmembrado

La discusión: aceptación sobre lo que no será dicho pero se sobre-entenderá.


Las pausas: las PAUSAS.

Luego se reencuentra con el pasado que pare, que no para de parir por el culo cantidades irreverentes de criaturas hambrientas. Ya no hay comida, nunca hay comida, ¿entonces qué? Hay tantas piernas en el recorrido y la musculatura los hará fuertes como toros, piensa. La cuchilla se desafila por los pelos de tantas piernas pero algo tienen que comer algo tienen que comer;

la PAUSA: los seres hambrientos engullen todo lo que su olfato distingue, pero no distinguen y lo engullen también a él, al culo del pasado que los parió entonces es su padre (o su madre), lo engullen. Rasgan con dientes mal afilados cada pedazo de carne reseca, el sol los reseca hay sol todo el día es como el puto desierto de Arizona en fílmico, drogas, todo eran drogas y ahí me enamoré. El sol lo resecó hasta el culo y tener que parir fue más doloroso de lo que había podido imaginar cuando nació cuando se puso en el lugar de su mamá. Empatía pensaba, empatía le dijeron pero la concepción conceptual era algo que sólo por la hipnosis entendió posible.

"Cómo embarazarse por hipnosis", pelotuda pelotuda pelotuda. Luego: el concepto de bajada de la información por cable de conexión de cuatro pines ella estaba ahí y lo esperaba y llovía la luz de relleno se quemó ¡cambien el foco! ella no tiene más ganas, está pensando empezar a cansarse tendría que usar la correcta puntuación legitimada por la academia, pelotuda. El de barba la saluda buscando meterle la lengua pero no llega no va a llegar porque le corre la cara y se hace la pelotuda. No se va a cansar no se puede cansar. Proposición: elevarse sobre el nivel del agua hasta hundirse en el filo del semen cuando se congela. Es blanco y es homicida.

Etcétera.



1 comentario:

Favillesco dijo...

Encerrada en el cuarto o no, escribis maravillosamente.