16/2/10


qué del vértigo
de tus ojos son tus bocas
            el silencio                    contempla

qué del verbo
que nombra
dedos del tiempo       
qué de Lisboa,
de Bernardo, qué de mí

            cuerpo que flota
            quiero              dormir
            quiero              salir.

1 comentario:

Lucho dijo...

Te quiero, como Pessoa a la Rua dos Douradores.

Soy tan en ti-